Header Ads

Facebook Twitter Instagram Youtube

Peruanos en el Mundo: Dos caras de la moneda en “Tierra Santa”

Por: Roberto Pazos


 

 La denominada “Tierra Santa” la comprende Israel, Palestina y Jordania. Este lugar es sede de las tres religiones monoteísta: Judaísmo, Cristianismo e Islam. Los peruanos que viven en esta parte del planeta también conocido como Medio Oriente están unidos por la nacionalidad, aunque como se dice: en política, religión y el futbol siempre hay discrepancias.


 

Jan Nano llego a Israel en uno de sus peores momentos. En 1991 la Guerra del Golfo Pérsico había estallado y los Iraquís lanzaron misiles a Tel Aviv con el fin de ampliar el conflicto a toda la región: “Había muchos bombardeos por todas partes, esos edificios de allá son nuevos y fueron reemplazados por los que fueron destruidos en ese entonces”, señala Jan.


 

 Israel es un país joven fue fundado  mediados del siglo pasado; sin embargo lo que tiene de joven lo tiene de sorprendente: pese a su pequeña extensión este país es uno de los mas desarrollados de la región: “Perú es 69 veces mas grande que Israel; sin embargo este país que es casi del tamaño de un departamento del Perú ha podido hacer milagros en medio del desierto” dice Jan con orgullo.


 

Nano estudio en el colegio judío “León Pinela” de Lima; no obstante, nunca pensó vivir en Israel y menos servir en las fuerzas armadas: “Lo primero que uno tiene que hacer al llegar a Israel es alistarse en el ejercito, eso te facilita las cosas para llegar a tener la ciudadanía” añade Jan.


 

Es sábado en Tel Aviv y casi todas los negocios están cerrados debido a que el “Sabbath” es día de guardar en el judaísmo, Jan ha organizado un evento en su casa para promocionar el ají amarillo peruano: “Lo que quiero lograr es que todos los peruanos en Israel, que son unos cuatro mil, prueben el ají amarillo… me emociono mucho cuando un día vi que en un Kibutz (cooperativa agrícola) estaban sembrando el ají peruano…” dice mostrando el logo de sus productos “Mano Chola”


 

Jan contempla el puerto de Herzliya y dice: “Ves ese barco de allá …yo quiero invitar a todos los Peruanos en Israel a tener un viaje en alta mar y que puedan comer comida peruana, me tomo 20 anos para que mi esposa saboree y cocine comida peruana y que mis hijos puedan disfrutarla” dice con una voz quebrada por la nostalgia.


 

Pero no muy lejos de allí se encuentra Belén, al otro lado del muro que separa Israel de los Territorios Palestinos ; Allá vive Hala Zeidan, Peruana – Palestina quien regreso a este lugar luego de la crisis económica que azoto al Perú en la década de los 80: “Extraño al Perú , mis tres hijos nacieron allá y aun tengo muchos familiares y amigos” dice Hala.


 

 “Estamos como atrapados en Palestina…aunque tengo que operarme de una dolencia, no puedo ir a un hospital judío, además para viajar al Perú tengo que tomar un avión en Jordania y no puedo viajar desde Tel Aviv que esta mas cerca…” dice Hala desde la azotea de su casa, donde se contempla parte del muro.


 

Desde tiempos inmemorables numerosos conflictos han azotado la región del Medio Oriente. Religiones, ideologías y guerras por el petróleo han creado un ciclo de inestabilidad en la región: “La gente piensa que los Palestinos somos terroristas, pero eso no es así…nosotros solo queremos vivir en paz, son los políticos los que hacen las guerras” dice enérgicamente la Peruana-Palestina.


 

En ambos lados: Israel y Palestina sus habitantes han llorado la perdida de sus seres queridos. El ex primer ministro judío Yitzhak Rabin fue asesinado en 1995, muchos dicen que fue debido a que el quería sellar la paz definitiva con los palestinos. “Hace tan solo unos anos hubo bombardeos judíos en muchas ciudades de Palestina, yo tenia que ir al sótano con mis hijos” recuerda Halla.


 

Halla vive con su esposo y tres hijos en Belén, trabaja en una tienda de suvenires para turistas, no muy lejos de la iglesia de la natividad, en donde se puede encontrar desde pesebres tallados en madera hasta costosas piezas de orfebrería religiosa: “La navidad acá no es como en Perú, a pesar de que acá nació Jesús, allá se come bien y todo el mundo esta en la calle esta celebrando” comenta Halla mientras muestra parte de la mercadería que tienen en la tienda.


 

Camino a su casa, Halla nos ensena su carro que tiene una placa amarilla de Israel: “Este es mi carro, pero solo esta de adorno , no lo puedo usar porque la autoridad Palestina no quiere que usemos carros con placas que no son de aquí..” dice Halla con frustración.


 

“A veces podemos ir a Israel si es que la embajada del Perú en Tel Aviv nos da un salvoconducto…en esta parte no hay representación diplomática peruana, si necesitamos algo hay que llamar por teléfono” nos dice Halla mientras sirve la sopa que ha preparado para su familia “Hoy no hay carne, no todos los días se puede comer carne en estos lados” agrega.


 

Estas son dos caras peruanas en Tierra Santa: Jano entra a un restaurante árabe en las afueras de Tel Aviv y pide una porción de humus (crema de garbanzo) , para el, la comida es un elemento unificador en Tierra Santa: “En Israel los judíos y árabes viven en armonía, yo vengo a comer a este restaurante que uno de los mejores del país..” dice Jano luego de darle la mano al propietario del local.


 

A tan solo dos horas de distancia , Halla nos dice desde Belén: “Yo no reo que se llegue a la paz, ni los Israelís ni los Palestinos quieren que se llegue a un acuerdo de paz…pero que le voy hacer tengo a mi familia acá y hay que seguir viviendo”…


DSCN0727


 

Si quiere saber mas visite: https://www.facebook.com/peruanosenmundo


 

No comments

Powered by Blogger.