Header Ads

Facebook Twitter Instagram Youtube

MACAO: Las Vegas del oriente…

Por: Roberto Pazos /

Macao es una isla a las afueras de Hong Kong que se ha convertido en el centro del juego y entretenimiento de Asia. Para llegar a este emporio turístico uno puede llegar por avión o barco. Jorge Berrocal es un peruano que llego a Macao para trabajar como administrador de un restaurante, el nos cuenta como se vive en esta Vegas del oriente.


Imagen


Es media noche y tomamos el ferry, barco de corta distancia, desde Hong Kong hasta la isla de Macao. Jorge hace este tramo muy seguido para visitar a su familia que vive en Hong Kong. El viaje de una hora también lo hacen miles de turistas y hombres de negocios que dejan parte de sus salarios probando suerte en tragamonedas, barajas y mesas de póker.


El ex territorio portugués fue reincorporado a China continental en 1999. Los casinos y el turismo son las principales fuentes de ingreso. Jorge trabajo previamente en Filipinas donde conoció un empresario que lo invito a laborar como gerente de un restaurante tailandés en Macao. “La comida Tailandés se parece un poco a la peruana, debido a la gran cantidad de ingredientes y lo difícil de su preparación” dice Jorge.


Esta diminuta zona franca  o liberada de impuestos mueve más dinero en sus casinos, hoteles y servicios que la propia ciudad de Las Vegas en el oeste norteamericano. Así como en la ciudad del pecado en Macao se puede encontrar de todo. El promedio de edad de sus residentes es de 30 anos debido a que hay muchos extranjeros como Jorge que vienen a trabajar en el extenso mercado laboral.


Así como en otras ciudades donde se amasan fortunas, Macao atrae a los trabajadores visitantes que han convertido esta ciudad en una de las mas diversas de toda Asia. “Me gusta conocer gente de todas partes del mundo, que conozcan y sepan mas de mi país y sus cultura, dar una buena imagen del Perú en el exterior” expresa Jorge.


El centro histórico de Macao, de estilo portugués, ha sido declarado patrimonio histórico de la humanidad por la Unesco debido a sus monumentos históricos como iglesias, templos y casonas coloniales. Desde la punta de una torre de televisión se aprecia la ciudad con sus numerosos hoteles, centros de negocios y el imponente puerto “ Acá puedes vivir muy bien, pero también tienes que gastar mucho…yo la llamo la ciudad de plástico porque todo se rige por dinero, lo único que hay que hacer es comprar” dice Jorge.


En Macao a veces no se ve gente en la calle debido a que todos están dentro de los inmensos casinos dentro de los hoteles cinco estrellas, todos están abiertos las 24 horas y es sabido que el juego también trae otros vicios como la prostitución, trafico de drogas y lavado de dinero. “Los extranjeros trabajan en los hoteles y casinos para atender a los nuevos ricos de la China vienen aquí a gastar en abundancia” dice Jorge.


Cruzando el puente colgante de la bahía se encuentra la ciudad de Taipa, acá es donde Jorge tiene su apartamento ,lejos del turismo y cerca del restaurante que administra. “Este es el viejo Taipa, acá los edificios son antiguos y no tiene mas de cuatro pisos, es una zona colonial portuguesa mezclada con templos chinos y por supuesto restaurantes de todo tipo” dice Jorge.


En Macao , así como en Hong Kong, el trafico es por el lado izquierdo así que el peatón tiene que ver al sentido contrario antes de cruzar la calle. “El otro día casi me atropellan cuando iba al trabajo, no estaba acostumbrado a mirar a la izquierda antes de caminar sobre la pista…los chinos no son los mejores conductores y hasta los choferes de buses conducen como locos” agrega Jorge.


A pesar de que Macao ahora forma parte del gobierno de la China Comunista, la ciudad ha guardado su autonomía: la moneda es la pataca, el sistema financiero es de propiedad privada y los reglamento son en pro de la inversión extranjera. “Cuando vine la primera vez, hace como cinco anos, Macao me parecía aburrido, pero ahora la ciudad ha cambiado bastante y hay mucho mas cosas que hacer” asevera Jorge.


La rutina de Jorge empieza surfeando en el internet para contactarse con familiares y amigos en el extranjero, el vive solo en la isla, al mediodía va a abrir el restaurante y se pasa el resto del día en el establecimiento para controlar que todo marche bien. “Ahora no tengo día libre, no tengo reemplazo…así que hay que trabajar duro en el negocio” aclara Jorge.


La isla de Macao se encuentra en un área tropical del sureste asiático y esta expuesta a tifones, el ultimo que paso por el territorio arranco arboles de raíz y aun se ven las labores de remoción de escombros. “El viento fue tan fuerte que hasta boto una grúa de construcción, además había inundaciones por todas partes” dice un Jorge temeroso que esto vuelva a suceder.


Después de ensenar los diversos platos en el menú del restaurante y catar los vinos de la bodega Jorge se apresta a preparar el ambiente del restaurante para la noche. Los lunes tenemos shows de rock y blues en vivo, que gusta mucho a los turistas, los viernes rock clásico de los 60’s y 70’s y otras noches vienen disc-jockeys brasileros para atraer a los turistas” dice Jorge mientras disminuye las luces del comedor.


El futuro de Macao esta en el mar, la isla va ganando espacio a la bahía y las autoridades están construyendo un puerto flotante para expandir la ciudad. “Ahora que me mude para Macao me esta gustando mas, como todo peruano voy a todos lados, me adapto rápido…me gusta mucho la cultura asiática y creo que hay que echar para adelante, donde hay un lugar donde pueda aprender allá voy” culmina Jorge.


Macao guarda muchos secretos de su época colonial portuguesa, mantiene el dinamismo de un puerto conectado al mundo y sirve de patio de recreo para la creciente clase media china. Todo en un solo lugar: recuentro con el pasado, caricia con el futuro y licencia para pecar.


Si quiere saber más de peruanos en el mundo visite: https://www.facebook.com/peruanosenmundo

No comments

Powered by Blogger.