Header Ads

Facebook Twitter Instagram Youtube

SHANGHAI: la perla del oriente

Por: Roberto Pazos /

Para tener una idea del porque China ha escalado al segundo lugar en la lista de las naciones más poderosas del mundo tienen que visitar la ciudad financiera de Shanghái. Esta urbe de más de 25 millones de habitantes es denominada La Perla del Oriente. Dos peruanos nos muestran los secretos de esta metrópolis que ha recuperado su esplendor de antaño.

Imagen

 

Eduardo Vargas nos recibe en su exclusivo restaurante Azul ubicado en la elegante barrio que fuera parte de la concesión francesa antes de la revolución comunista. Eduardo es el peruano más conocido y exitoso de Shanghái, empezó como chef de un lujosos restaurante de la ciudad.  Después de una década monto un emporio culinario de 15 franquicias que incluye los restaurantes más representativos de la comida internacional.

 

El chef peruano nos lleva a la terraza de su local para ensenarnos parte de la ciudad: “Estos rascacielos pertenecen al área financiera de Shanghái donde encuentran las sucursales de las mayores corporaciones del mundo, ese es un edificio nuevo de 85 pisos…la antena que se ve a lo lejos es La Torre Perla , el símbolo de la ciudad y uno de los puntos más altos…Desde el mirador se puede apreciar una vista panorámica de Shanghái” dice Eduardo.

 

Para llegar a China Eduardo inicio un largo recorrido: primero emigró a los Estados Unidos para estudiar en Washington DC, luego se mudó a Toronto, Canadá y se convirtió en un reconocido chef. Gracias a su empeño y curiosidad también ejerció como chef en Hawái y Singapur. Prácticamente Eduardo dio la vuelta al mundo para encontrar en Shanghái la oportunidad de su vida. “Creo que China tiene un enorme potencial empresarial, este país se ha abierto al mundo y de comunista solo le queda el nombre oficial” dice Eduardo.

 

En sus restaurantes Eduardo tiene todo bajo control: elige la música, prueba el menú y dirige a su personal para brindar el mejor servicio al cliente. “Debido a la cantidad de restaurantes en esta zona hay que esforzarse para que el comensal recomiende el lugar y le provoque regresar… no solo se le brinda una buena comida sino también una buena experiencia” dice Eduardo.

 

En cada rincón de Shanghái se siente el desarrollo: modernos trenes subterráneos conectan la ciudad, edificios de acero y vidrio abundan por doquier y centros comerciales de grandes proporciones atienden la creciente demanda de la nueva clase media china. “Acá hay dinero, hay oportunidades, solo hay que irá a buscarlas…el gobierno no se mete con los inversionistas extranjeros” dice Eduardo.

 

Ahora Eduardo ofrece consultoría a empresarios que quieren abrir restaurantes en Shanghái, tal es el caso d Chicha, restaurante especializado en comida peruana. “Las franquicias son el futuro, cuando uno tiene éxito en el negocio de los restaurantes puede empezar a vender el concepto, control de calidad y prestigio a otros empresarios que están incursionando en el mercado” expresa Eduardo.

 

Así como el rey Midas cada restaurant que toca Eduardo se vuelve en un éxito asegurado. En una ciudad tan cosmopolita como Shanghái convertirse en el rey de los restaurantes no es una tarea nada fácil. “Es un poco el saber arriesgar, perseverar y sobre todo saber cómo hacer las cosas” dice Eduardo quien está pensando expandir su negocio a otras ciudades de China.

 

El legado del chef se resume así: “Prefiero ser un peruano en Shanghái donde no hay muchos y puedo representar a mi país, mostrar su comida, pisco sour y música; que ser uno más en Perú, donde hay mucha gente que hace eso y representa al Perú muy bien”, culmina Eduardo.

 

Pero no solo del pan vive el hombre, Rafael Flores es el embajador musical del Perú en Shanghái. Rafael es nieto de Adrián Flores el autor del vals “Alma, corazón y vida”. Su padre lo alistó en la brigada de paracaidistas del ejército para desanimarlo a que se convierta en músico; sin embargo el se las ingenió para crear un conjunto musical. “Aprendí a tocar de oído, siempre tuve la vocación de músico” dice Rafael.

 

Cuando Rafael dejo el país se estableció en Europa pero luego de una gira por China se enamoró de este país y decidió quedarse ante el asombro de sus colegas del conjunto musical. “Yo siempre he arriesgado esta en mis genes…me contrataron para tocar en una feria al sur de China , cuando se acabó el contrato me vine al norte a probar suerte” dice el músico.

 

Rafael recuerda las dificultades que tuvo que sortear para dedicarse al cien por ciento a la música. “En un crudo invierno en Pekín yo caminaba por un parque casi sepultado en nieve y le pedí a Dios un deseo y este me puso en mi camino a un empresario que por coincidencia estaba buscando a un guitarrista” dice Rafael.

 

Ahora Rafael se ha establecido definitivamente en Shanghái, se casó con una ciudadana china y tienen un bebe. El y su familia viven muy cerca del centro de la ciudad y del área turística de Tian Zi Fang. “Acá vienen miles de turistas a visitar templos y edificaciones de la China milenaria, ahora es un gran mercado donde comerciantes continúan vendiendo sus mercancías como hace cinco mil años atrás” dice Rafael.

 

En un centro comercial de Shanghái, Rafael se presta a tocar con su quena las celebres notas del Cóndor Pasa. “Además de tocar en fiestas latinas de diversos clubs nocturnos, también toco en eventos especiales como inauguraciones de tiendas y aniversarios” dice Rafael. Los clientes del centro comercial paran para apreciar al artista quien da lo mejor de si en sus presentaciones.

 

En el barrio de Quibao , una suerte de Venecia del oriente, barcazas cruzan los canales para llegar  a los negocios y casa de siglos de antigüedad. Todo este escenario transporta al visitante a la época de la China imperial. En esta ciudad lo ancestral se mezcla con la modernidad de una ciudad del siglo XXI.

 

Aunque en Shanghái solo hay una docena de músicos peruanos, Rafael brilla con luz propia, así como la letra de la composición de su abuelo él ha dejado su “alma, corazón y vida” entre Perú y China.

 

Si quiere saber más visite el blog de Peruanos en el Mundo: https://www.facebook.com/peruanosenmundo

 

No comments

Powered by Blogger.