Peruanos en el Mundo: China



Esta semana en “Peruanos en el Mundo” vamos al gigante asiatico: China y encontramos a un importador de productos peruanos en Hong Kong…llegamos a la perla del oriente: Shangai y alli hablamos con el chef considerado el “El Rey de los restaurantes” …ademas visitamos Pekin en donde subimos a la majestuosa muralla china, la unica obra humana que se ve desde el espacio y una profesora peruana que enseña español en Hong Kong….esto y mucho mas en “Peruanos en el Mundo” desde China…

Pekin1

Pekín o Beijing es la capital política de China y en sus tres mil años de existencia hay mucho que contar. Esta ciudad fue la sede de las cortes de emperadores de numerosas dinastías; después de la revolución comunista se convirtió en un centro burocrático y en siglo XXI se reinventó con la ciudad olímpica del nuevo milenio.
El centro histórico de Pekín es tan impresionante como la muralla que protege la ciudad. La plaza Tiananmen cuenta con el mausoleo del líder chimo Mao Tse Tung que es visitado por miles de turistas a diario y fue el escenario de la fallida revuelta estudiantil contra el régimen comunista.

Pekin6

Al norte de la plaza roja un arco sirve de entrada a la ciudad prohibida, un complejo de palacios, templos y viviendas de la nobleza imperial. El templo de la luna es una de las edificaciones de madera más grandes del mundo y su estructura circular se conserva por siglos. Todos estos edificios marcan el esplendor de la China milenaria.

A las afueras de Pekín se encuentra “La Gran Muralla” que es la única obra hecha por el hombre que se puede ver desde el espacio con más de 7 mil kilómetros de largo y construida para proteger el imperio chino de la invasión de los mongoles, su edificación empezó en el año 600 antes de cristo. Para llegar hasta la cima hay que tomar un teleférico donde se divisa una extensa cordillera en donde se asienta esta colosal obra de ingeniería.

Pekin5

Los peruanos han aprovechado la apertura económica de China y su expansión cultural a través de los programas de intercambio estudiantil para arribar a este país. Miles de comerciantes y estudiantes peruanos han inmigrado a la capital de China para hacer negocios y aprender el idioma chino que esta ganando presencia en el comercio mundial.


Para tener una idea del porque China ha escalado al segundo lugar en la lista de las naciones más poderosas del mundo tienen que visitar la ciudad financiera de Shanghái. Esta urbe de más de 25 millones de habitantes es denominada La Perla del Oriente. Dominando el paisaje de rascacielos se encuentra La Torre Perla desde donde se aprecia una vista panorámica de la ciudad.

Pekin3

Al otro lado de la torre se encuentra el área financiera conocida como Bund donde sus edificios neoclásicos y victorianos son huella de las casas comerciales europeas que se establecieron en Shanghái. Esta ciudad ha renacido y continúa siendo el centro económico del país. La exposición universal del 2010, además ha vuelto a poner a Shanghái en el espectro mundial y esta metrópolis que ha recuperado su esplendor de antaño.

EDUARDO VARGAS: el rey de los restaurantes en Shanghái

Eduardo Vargas nos recibe en su exclusivo restaurante Azul ubicado en el elegante barrio que fuera parte de la concesión francesa antes de la revolución comunista. Eduardo es el peruano más conocido y exitoso de Shanghái, él empezó como chef de un lujoso restaurante de la ciudad.

Edu2

Después de una década Eduardo montó un emporio culinario de 15 franquicias que incluye los restaurantes más representativos de la comida internacional. El chef peruano nos llevó a la terraza de su local para enseñarnos parte de la ciudad: “Estos rascacielos pertenecen al área financiera de Shanghái donde encuentran las sucursales de las mayores corporaciones del mundo, muchos edificios tienen más de 80 pisos” dice Eduardo.

Eduardo tuvo una larga trayectoria profesional antes de llegar a China: primero emigró a los Estados Unidos para estudiar en Washington DC, luego se mudó a Toronto, Canadá donde se convirtió en un reconocido chef. Gracias a su empeño y curiosidad también dirigió restaurantes en Hawái y Singapur. Prácticamente Eduardo dió la vuelta al mundo para encontrar en Shanghái la oportunidad de su vida. “Creo que China tiene un enorme potencial empresarial, este país se ha abierto al mundo y de comunista solo le queda el nombre” dice Eduardo.

Eduardo_VArgas

En sus restaurantes el chef peruano tiene todo bajo control: elige la música, prueba el menú y dirige a su personal para brindar el mejor servicio al cliente. “Debido a la cantidad de restaurantes en esta zona hay que esforzarse para que el comensal recomiende el lugar y quiere regresar… no solo se le brinda una buena comida sino también una buena experiencia” dice Eduardo.

En cada rincón de Shanghái se siente el desarrollo: modernos trenes subterráneos conectan la ciudad, edificios de acero y vidrio abundan por doquier y centros comerciales de grandes proporciones atienden la creciente demanda de la nueva clase media china. “Acá hay dinero, hay oportunidades, solo hay que ir a buscarlas…el gobierno no se mete con los inversionistas extranjeros” enfatiza el chef.

Edu1

Ahora Eduardo ofrece consultoría a empresarios que quieren abrir restaurantes en Shanghái, tal es el caso d Chicha, restaurante especializado en comida peruana. “Las franquicias son el futuro, cuando uno tiene éxito en el negocio de los restaurantes puede empezar a vender el concepto, control de calidad y prestigio a otros empresarios que están incursionando en el mercado” expresa Eduardo.

Así como el rey Midas cada restaurant que toca Eduardo se vuelve en un éxito asegurado. En una ciudad tan cosmopolita como Shanghái convertirse en el rey de los restaurantes no es una tarea fácil. “Es un poco el saber arriesgar, perseverar y sobre todo saber cómo hacer las cosas” dice Eduardo quien está pensando expandir su negocio a otras ciudades de China.

El legado del chef se resume así: “Prefiero ser un peruano en Shanghái donde no hay muchos y puedo representar a mi país, mostrar su comida, pisco sour y música; que ser uno más en Perú, donde hay mucha gente que hace eso y representa al Perú muy bien”, agrega Eduardo.


RAFAEL FLORES: Alma, corazón y vida…

Pero no solo del pan vive el hombre; Eduardo nos presenta a Rafael Flores quien es el embajador musical del Perú en Shanghái. Rafael es nieto de Adrián Flores el autor del vals “Alma, corazón y vida”. Su padre lo alistó en la brigada de paracaidistas del ejército para desanimarlo a que se convierta en músico; sin embargo él se las ingenió para crear un conjunto musical. “Aprendí a tocar de oído, siempre tuve la vocación de músico” dice Rafael.

Cuando Rafael dejó el país se estableció en Europa pero luego de una gira por China se enamoró de este país y decidió quedarse ante el asombro de sus colegas del conjunto musical. “Yo siempre he arriesgado, está en mis genes…me contrataron para tocar en una feria al sur de China y cuando se acabó el contrato me vine al norte a probar suerte” dice el músico.

Rafael_Flores

Rafael recuerda las dificultades que tuvo que sortear para dedicarse de lleno a la música. “En un crudo invierno en Pekín yo caminaba por un parque casi sepultado en nieve y le pedí a Dios un deseo y este me puso en mi camino a un empresario que por coincidencia estaba buscando a un guitarrista” dice el músico peruano.

Ahora Rafael se ha establecido definitivamente en Shanghái, se casó con una ciudadana china y tienen un bebe. El músico y su familia viven muy cerca del centro de la ciudad y del área turística de Tian Zi Fang. “Acá vienen miles de turistas a visitar templos y edificaciones de la China milenaria, ahora es un gran mercado donde comerciantes continúan vendiendo sus mercancías como hace cinco mil años atrás” dice Rafael.

En el barrio de Quibao, una suerte de Venecia del oriente, barcazas cruzan los canales para llegar a los negocios y casas de siglos de antigüedad. Todo este escenario transporta al visitante a la época de la China imperial. En esta ciudad lo ancestral se mezcla con la modernidad de una ciudad del siglo XXI.

Shanghái es una ciudad de contraste, dejamos la zona vieja y vamos a un moderno centro comercial donde Rafael se presta a tocar con su quena las célebres notas del Cóndor Pasa. “Además de tocar en fiestas latinas de diversos clubs nocturnos, también toco en eventos especiales como inauguraciones de tiendas y aniversarios” dice Rafael. Los clientes del centro comercial paran para apreciar al artista quien da lo mejor de sí en sus presentaciones.

Aunque en Shanghái solo hay un centenar de peruanos; Rafael Flores es un peruano que brilla con luz propia ; el ha dejado ,así como dice el vals que compuso su progenitor, “Alma, corazón y vida” entre Perú y China.


ANTONIO FERNANDEZ: in memoriam (*)

En Pekín encontramos al periodista y escritor peruano Antonio Fernández, esta entrevista es un homenaje a uno de los peruanos mas ilustres en el extranjero. Fernández lamentablemente dejó este mundo, pero su legado esta plasmado en sus libros donde manifestó su amor por el Perú y la China.

antonio-fernandez-arce1

Antonio Fernández nació en Trujillo y estudió derecho en la Universidad de San Marcos, luego cambió de carrera y se dedicó de lleno a su mayor pasión: el periodismo. “Siempre me interesó este país, creo que China tiene muchas cosas que se parecen al imperio incaico” dice el periodista.

Fernández nos recibe en un complejo de apartamentos en los suburbios de Pekín: “Vamos a tomar el elevador para ir al apartamento donde vivo, como notas acá no existe el número ‘4’ porque es considerado de mala suerte…tampoco el ‘13’ debido a la superstición occidental” dice Fernández mientras presiona el botón.

En la calidez de su hogar Fernández toma asiento y nos cuenta su experiencia de vida en el oriente: “Pude llegar aquí apenas una década del nacimiento de la Republica Popular China…cuando vine la primera vez solo me quedé por un par de meses y pude ver la mística que había en este país para salir del escandaloso atraso en que estaba… vi como los campesinos, estudiantes y obreros trabajaban arduamente, eso me impactó y pensé que este país necesariamente iba a ser grande” comenta Fernández.

El periodista peruano ejerció su trabajo en los años de la revolución cultural china y la ‘Guerra Fría” entre el mundo capitalista y comunista. “En el 60’ durante el gobierno del presidente Mao Tse Tung trabajé para ‘Radio Pekín’, después laboré para la agencia de noticias ‘Xinhua’, en ese tiempo era una labor impresionante por los pocos recursos con que se contaba” dice Fernández.

Desde el balcón del apartamento del Sr. Fernández se ve un cielo grisáceo debido al smog que nubla Pekín. La industrialización del país ha cobrado un precio alto al medio ambiente de las áreas urbanas de China. La silueta de altos edificio, el intenso tráfico y las miles de personas en la calle son prueba de la intensa actividad que este país está experimentando.

Fernández cierra las cortinas y prosigue con su plática: “La gran satisfacción que he tenido en mi vida es que intervine en el inicio de las relaciones diplomáticas entre Perú y China, fuí el intermediario en ambos gobiernos para establecer oficialmente las relaciones diplomática entre Perú y China”, dice Fernández mientras señala una foto en la que se encuentra junto al líder y padre de la China comunista: Mao Tse Tung.

Fernández nos cuenta lo que sintió cuando conoció a Mao Tse Tung: “Verdaderamente era muy impresionante la personalidad de Mao, el me dijo que sentía que había una conexión cultural entre el imperio de los incas y el imperio chino…Aunque Mao tenía mucho poder era muy sencillo, una vez mostró su sofá con tapetes que escondían la vejez del mueble, él decía que los recursos del estado tenía que ser destinado para los que más lo necesiten” cuenta el periodista.

En la casa del Sr. Fernández hay una mezcla de arte peruano combinado con arte chino. “Estos son unos budas de la buena suerte…lo que más me impresiona de China es la forma de cómo han podido sacar al país de la postración milenaria, el hambre, la miseria y el atraso en tan poco tiempo…en medio de toda su pobreza nunca dejó de tener admiración mundial debido a la cultura de su pueblo”, dice Fernández.

En la biblioteca de Fernández se encuentran varios libros de su autoría. Uno de los más populares es el titulado “Machu Picchu y la Gran Muralla China”, donde destaca las construcciones más emblemáticas de ambas culturas: la china y la peruana. “Esta edición se imprimió en Lima para conmemorar el aniversario de las relaciones de ambos países; A pedido del gobierno chino también hice una edición en mandarín y español”, comenta Fernández quien domina el idioma chino de más de 10 mil caracteres.

Como dice Fernández, China dejo de ser un país pobre para ocupar el segundo lugar en la lista de los países más poderosos del mundo. El Partido Comunista se reformó hace tres décadas y abrió su economía a las inversiones internacionales, además los juegos olímpicos de Pekín del 2008 marcaron el relanzamiento mundial de esta metrópolis.

“El Coloso del Oriente” ha eclipsado a Japón y otras potencias mundiales y esto es lo que Fernández espera que algún día se vea en Perú: “Lo que anhelo como peruano es que se vayan haciendo las reformas con el fin de promover la justicia social en el Perú…cuando era joven pensé que se podía llegar hacer una revolución social, pero estos tiempos ya han cambiado, creo que se tienen que hacerse cambios de acuerdo con la realidad actual…espero que la democracia peruana algún día represente a todos y no tan solo a unos cuantos” concluye Fernández.

(*) Antonio Fernández falleció en mayo del 2014 en su natal Trujillo.

Consejos para su viaje a China:
_En China continental lleve cash y cámbielos al llegar al aeropuerto, la mayoría de los cajeros automáticos no aceptan las contraseñas de 4 dígitos de las tarjetas de crédito extranjeras.
_Cuando tome un taxi asegúrese que el conserje del hotel le escriba la dirección de su destino en chino, la mayoría de los choferes de taxi solo hablan chino.
_La polución en las grandes ciudades pueden causarles problemas de salud, consulte con su doctor antes de viajar.

0 comments: