PERUANOS EN EL MUNDO: SANTIAGO DE CHILE



En esta emisión de “Peruanos en el Mundo” desde Chile conocemos Santiago con un joven que nos muestra la mejor vista de la ciudad, el barrio de Bellavista y la casa del poeta Pablo Neruda. Además, una peruana que trabaja en una institución nos cuenta cuál es su experiencia ayudando a mujeres inmigrantes que llegan a Santiago. En el rinconcito culinario visitamos un restaurante peruano que forma parte del boom de la gastronomía peruana en el país Mapocho y no se pierda los goles de “Incas del Sur”, el club peruano que está avanzando a la primera división del futbol profesional chileno. Todo esto y mucho más en “Peruanos en el Mundo” desde Santiago de Chile…

DESCRIPCION

Chile es un país flanqueado entre la cordillera de los andes y el océano pacifico. A las faldas de los nevados yace la ciudad de Santiago que alberga la mayor población del país del sur. En el centro histórico resaltan la catedral, el bulevar de la Alameda y el palacio de gobierno también conocido como “La Moneda”.

Al cruzar el rio Mapocho se encuentra el barrio bohemio de Bellavista donde uno puede disfrutar de sus numerosos restaurantes, bares y centros nocturnos. “La Chascona”, casa de Pablo Neruda es uno de los lugares de peregrinación de los amantes de la poesía. Desde la cumbre del cerro San Cristóbal se puede apreciar las mejores vistas de la ciudad.

En Las Condes el visitante puede explorar el Santiago contemporáneo; modernos edificios, amplias calles y centros comerciales reflejan el continuo crecimiento económico que Chile experimenta gracias al auge de sus exportaciones.

Los alrededores de Santiago van desde el centro de esquí de Portillo hasta los balnearios de Viña del Mar y Valparaíso. En la noche mire una cueca o tómese un vino chileno escuchando la música de Lucho Barrios, ¡El peruano más chileno del mundo!

SANTIAGO: si vas para Chile…

El vecino país del sur está más cerca de lo que parece. Los peruanos conforman la primera colonia de inmigrantes en el país Mapocho, uno de cada cuatro extranjeros que viven en Chile son peruanos. Del mismo modo, casi la tercera parte de los turistas que visitan Perú son chilenos.

En el centro de Santiago se encuentra una gran concentración de comerciantes peruanos quienes han rebautizada esta área como la “Lima chica”. Antonio Villacampa quien ha vivido entre Perú y Chile en los últimos cuarenta años nos da la bienvenida: “Mi madre es chilena y mi padre peruano, yo viví en Lima hasta que cumplí los 20 años y vine acá a estudiar”, dice Antonio mientras compra unos chifles en una tienda peruana.

La casa de la moneda es el palacio de gobierno de Chile, este edificio fue completamente reconstruido después de los bombardeos del golpe de estado en contra del ex presidente socialista Salvador Allende en 1973. El régimen militar de Augusto Pinochet gobernó por 17 añoshasta el retorno de la democracia durante los 90. “La historia ha cambiado mucho, ahora la presidenta es Michelle Bachelet de la coalición de izquierda y en la esquina de esta plaza se ha erigido un monumento a Allende” dice Antonio.

Siguiendo por la calle Ahumada, el equivalente del Jirón de la Unión en Lima, llegamos a la plaza de armas de Santiago. En el centro la catedral metropolitana, una de las estructuras coloniales más dañadas durante el terremoto de febrero del 2010. “Fue increíble yo nunca había sentido un terremoto y menos de una magnitud 8,8…Yo en esa época en la ONEMI, un organismo que brindaba ayuda a los damnificados de desastres naturales, tuve mucho trabajo”, recuerda Antonio contemplando el templo reconstruido.

A pesar de que Santiago se encuentra en los andes, las similitudes con la capital peruana son numerosas. Acá también hay un cerro San Cristóbal desde donde se aprecia una privilegiada vista panorámica de la ciudad. Altos edificios se elevan en el distrito financiero de Las Condes, casonas coloniales en el centro y negocios multicolores adornan las calles de Bellavista. “Estamos como en una olla rodeado de la cordillera y la polución a veces impide que se aprecie la ciudad… cuando llueve se puede tener una mejor vista” dice Antonio.

En el mercado cercano a la estación del tren “Mapocho” descubrimos muchos puestos que venden productos peruanos, esto se debe al boom que la culinaria peruana está experimentando en Chile: “En Santiago hay cerca de 400 restaurantes peruanos, todo empieza en estos mercaditos…muchos chilenos se acostumbraron a comer ceviche, lomo saltado o ají de gallina en sus casa con las nanas peruanas, ahora que son profesionales ellos buscan ese sabor que les recuerda el hogar” culmina Antonio quien ahora promueve un festival culinario de comida peruana en Santiago.

Pero no solo de pan vive el hombre, en la parroquia de los italianos se encuentra la primera casa de acogida a los inmigrantes que vienen a Santiago. Acá encontramos a Eduardo Huamán, un joven peruano quien trabaja en el área de asesoría laboral de esta parroquia: “Muchos inmigrantes primero vienen como turistas y lo que hacemos es buscarles contratos para que obtengan una visa de trabajo…yo también soy uno de ellos y me identifico mucho con los casos que se ven acá” dice Eduardo quien además canta en el coro del grupo juvenil de la parroquia.

Es domingo y a la una de la tarde se celebra la misa latinoamericana, Eduardo toca el cajón y otros peruanos se juntan con bolivianos, colombianos y dominicanos para poner ritmo a esta concurrida parroquia. También en el coro de la parroquia Eduardo encontramos a Bárbara Baldárrago, una joven peruana que trabaja en una asociación que protege a las mujeres inmigrantes del abuso y la explotación.

Después de la misa cruzamos el puente que da al barrio de Bellavista. Con el fondo de la cordillera, Bárbara nos cuenta porque se decidió por el trabajo social: “Lamentablemente hay redes de tratas de personas que traen a muchas mujeres con engaños de jugosas ofertas de trabajo y las terminan explotando ya sea en la prostitución, trabajos domésticos o en la agricultura”, dice Bárbara quien ganó una beca del gobierno chileno para estudiar en ese país.

Ya en Bellavista, el barrio bohemio de Santiago, apreciamos un panorama diferente al agitado centro: malabaristas hacen piruetas en los rojos de los semáforos, carpas con artesanías mapuches y un desfile de coloridos restaurantes llaman la atención del visitante. Pero Bellavista es más que comida internacional, música en vivo y salones de baile, no muy lejos de la calle “Pio Nono” se encuentra uno de los lugares más visitados de Santiago “La Chascona’ o casa del poeta Pablo Neruda.

La casa del premio nobel de literatura tiene una fachada azul, como el mar que fue la pasión de Neruda, una rotonda donde turistas hacen cola para tomar fotos y un mural en donde se ven grafitis del poeta y la chascona (la mujer que lo acompañó hasta sus últimos días). “Este es uno de mis lugares favoritos…desde niño me gustaba leer las poesías de Neruda y este es la parada obligada para los que aman la literatura”, dice Eduardo.

Pero la prosa del pasado se ha vuelto en jerga del presente, en el Chile de hoy hay muchos modismos: “Cachay” quiere decir ¿entiendes?, “Polola” enamorada, “Po” ya pues, “carretear” salir de juerga; además de un sinnúmero de denominaciones como “vega” para mercado, “huesillo” o durazno, “frutilla” o fresa, etc. La dieta de los santígüenos también tiene su vocabulario propio: “completo” es un pan con salchicha, “Sopapilla” una masa de harina frita y “mayo” la mayonesa.
Atrás quedaron las heridas del pasado y jóvenes peruanos que viven en Santiago nos muestran porque ambos países están más integrados que nunca…!Si vas para Chile, te vas a sorprender!

CONSEJOS

_En el aeropuerto de Santiago hay un bus que lo lleva al centro de la ciudad, toma aproximadamente 40 minutos y es económico y seguro.

_Si viaja a mediados de septiembre, durante las celebraciones de la independencia chilena, aproveche las fiestas en las “Fondas” donde sirven empanada, vinos y se toca la tradicional “Cueca”.

_ Aproveche al máximo su estadía en Santiago visitando las ciudades costeras de Viña del Mar y Valparaíso, hay buses que salen constantemente del terminal.




0 comments: