Header Ads

Facebook Twitter Instagram Youtube

PERUANOS EN EL MUNDO: VIAJE A RIO



En esta emisión de “Peruanos en el Mundo” desde Rio de Janeiro conoceremos las exóticas playas de Copacabana e Ipanema con un peruano que vive en esa paradisiaca ciudad, Además un Chef que viene triunfando en Sudamérica está rayando con su restaurante en la zona más turística de Rio y seguimos a un periodista hasta el Cristo Redentor, el Pan de Azúcar y la favela donde Michael Jackson grabó un famoso video clip. Todo esto y mucho más en “Peruanos en el Mundo” desde Rio de Janeiro…


DESCRIPCION

Rio de Janeiro es una inmensa ciudad en la costa sudeste de Brasil conocido por sus exóticas playas de Copacabana e Ipanema. La gigantesca estatua del Cristo Redentor en la cima del concorvado protege esta turística ciudad y además es la carta postal que identifica al carioca.

Rio fue la capital de Brasil antes que se trasladara a mediados del siglo pasado a Brasilia. Aún están de pie los edificios de estilo portugués del congreso, la casa del gobernador y los teatros neoclásicos. Pero es en el malecón de Copacabana en donde se arman las fiestas improvisadas que hacen famosa a Rio.

El espectacular monolito de granito conocido como el “Pan de Azúcar” domina la bahía de Guanabara. En el mes de febrero las escuelas de samba desfilan en el carnaval más grande del mundo. Rio también es el corazón de los mundiales de futbol jugados en Brasil, se dice que los cariocas ya nacen con la pasión por el balompié.

Cerca del área turística se puede ver la otra cara de Rio. A tan solo unas cuadras de los modernos edificios se encuentran las “Favelas” o conjunto de viviendas de gente de bajos recursos. A un Rio para todos los gustos: el refinado se queda en los exclusivos hoteles de las playas Copacabana, el festivo viene para los carnavales y el aventurero explora las favelas…

RIO DE JANEIRO: un día en la favela….

Me advirtieron que no vaya para allá, especialmente de noche, ni pensarlo solo…Pero en Rio de Janeiro ¿quién puede resistir la tentación de ir a una favela? Mi guía turístico es un cuzqueño con muchos años en Rio. Nuestra meta es llegar a la cima de la favela “Santa Marta” donde se grabó el video “No le importamos a nadie” interpretado por el ídolo del pop Michael Jackson.

Una favela es el equivalente a un pueblo joven en Perú. Un conjunto de viviendas de gente de bajos recursos que se han mudado a las ciudades y que no les queda otra opción que vivir en estas comunidades informales. Acá las favelas más conocidas se ubican en montañas rocosas de Ipanema, Copacabana y Botafogo.

Años atrás la favela “Santa Marta” era un lugar sumamente peligroso y los carteles de droga se peleaban por ganar territorio. Películas como “Ciudad de Dios” o “Tropa de Elite” graficaron la violencia de las favelas, pero el gobierno decidió pacificarlas justo para los eventos deportivos del mundial de futbol y las olimpiadas. Ahora ya no las llaman favelas sino “Comunidades”.

En la estación del metro de Botafogo encontramos al periodista peruano Cesar Alarcón, quien conoce muy de cerca las favelas, estas han sido fuentes de sus coberturas noticiosas. Tomamos un taxi hasta “Santa Marta” y lo primero que notamos es una patrulla de policía. “Vamos a pedir permiso a los agentes para nos garanticen el acceso” dice César.

Una vez que recibimos el visto bueno de la policía empezamos a subir la pendiente de escaleras, rampas, bifurcaciones y cuanto camino nos lleve a la meta. Es mediodía y el calor es de casi 40 grados, paramos varias veces para preguntar a los residentes como llegar a la cima, nadie parece inmutarse ante las cámaras. Un joven que sube un pesado balón de gas en el hombro nos señala el camino. “Acá la gente sube y baja trayendo y llevando cosas, es desgastante. Es el precio de vivir acá” dice el guía.

Hoy no vamos a ver gente armada disparando, venta de droga u operativos policiales; lo que apreciamos es la vida cotidiana de seres humanos que viven en un laberinto de casas, cables de luz y cascadas de aguas servidas. Conforme subimos se ve una vista panorámica de la ciudad: “Lo contradictorio es que la gente pobre que vive acá tiene una mejor vista que los ricos que viven en los edificios más selectos de la zona sur” dice Cesar.

Las casas alrededor de la pendiente son de múltiples colores, hay pequeñas plazas con banderas verde y amarillo, además de estandartes de los clubes de futbol locales. “Acá todo es colorido, en la época de los carnavales la gente de las favelas participa en las decoraciones de sus respectivas academias de samba, es como si el mundo parara durante todo febrero” dice el periodista peruano.

Llegamos a la mitad del camino cuesta arriba, el aire es escaso y nuestras camisas ya están mojadas por el calor húmedo del trópico brasilero. Una tienda de recuerdos en medio de esta torre de babel nos llama la atención: “Esto era impensable hace unos años, mira hasta aceptan tarjeta de crédito”, dice Cesar mientras sostiene una casita hecha con palos de helados y recubierta con barniz.

La vendedora de esta tienda ha aprovechado este lugar de peregrinación y culto a Michael Jackson para montar sus propias empresas: “Creo que esta es una oportunidad para obtener recursos de una manera decente” dice la propietaria para diferenciarse del pasado obscuro que encierra el sub mundo de la favela.

Un último esfuerzo y llegamos a nuestra meta, desde una improvisada terraza se ve el pan de azúcar y el cristo redentor, una de las siete maravillas del mundo moderno. La estatua de bronce de Michael Jackson brilla con el reflejo del sol, en medio una placa cuenta el día histórico en el cual se grabó el video. “Se dice que la productora tuvo que pagar a las mafias para que brinden seguridad en la favela, en 1996 esta área era inaccesible” dice nuestro guía.

El tema que Jackson grabo no podía tener un mejor escenario “No el importamos a nadie” fue una canción que denuncia la indiferencia de las autoridades a los marginados de la sociedad, entre ellos las familias que viven en la favela. Ahora Brasil es una de las economías más ricas del mundo, pero la mala distribución de la riqueza sigue siendo uno de sus más grandes retos para alcanzar el desarrollo sostenido.

A pesar de la pobreza que se ve en las favelas los residentes son amigables, sonríen y dan direcciones a los osados turistas que como nosotros queremos conocer el otro lado de la ciudad. “Los residentes de las favelas tienen unos lazos de solidaridad muy fuertes que no se ven en las áreas residenciales, acá todo el mundo se conoce y si alguno está en problemas siempre hay alguien que te puede socorrer” dice Cesar.

Es increíble que la visita del ídolo del pop haya cambiado la opinión sobre las favelas. Después de la grabación del video realizada por el célebre director de cine Spike Lee, la favela “Santa Marta” se transformó en un centro turístico que creó empleos a guías, vendedores de recuerdos y residentes que convirtieron sus casas en hoteles. “Muchos turistas prefieren quedarse aquí (en las favelas) con el fin de interactuar personalmente con los residentes de Rio” agrega Cesar.

Desde la cima de la favela uno pude ver claramente lo que es Rio: un crisol de culturas en donde el pobre vive al lado del rico, el mulato con el blanco y el pasado con el presente. La favela es la esencia de Rio y del mismo modo Rio es la esencia de Brasil.

CONSEJOS

_ Si va para la fecha del mundialmente conocido “Carnaval” de Rio reserve con anticipación su pasaje, hotel y entrada al Sambodromo. Los precios son inalcanzables conforme se acerca del carnaval.

_Agregue tiempo extra a su estadía en y vaya a los alrededores como el colonial pueblo de pescadores de “Paraty” que se encuentra a 3 horas y media de Rio.

_No tenga miedo, pero manténgase a salvo evitando áreas que no son frecuentadas por turistas especialmente a altas horas de la noche.




No comments

Powered by Blogger.