ECUADOR: MITAD DEL MUNDO



Desde Guayaquil, la Perla del Pacifico, pasando por Quito, la Mitad del Mundo, hasta la reserva natural de las Islas Galápagos; Ecuador lo va dejar sin aliento.

JOSE ANTONIO

La cumbre del cerro del “Panecillo” esta coronada por la estatua de una virgen con los brazos abiertos en señal de bienvenida al visitante. Quito es la ciudad que el Inca Atahualpa escogió como morada, la que inspiró al gran pintor Oswaldo Guayasamín, la del hermoso cielo azul que atrajo al limeño José Antonio Sánchez.

“Es un país cercano en la distancia, pero desconocido para muchos peruanos” dice José Antonio del país que cruza la mitad del mundo. Él llegó a Guayaquil en una parada hacia su ruta al norte, pero quizás la afinidad que experimentó en Ecuador prolongó su estadía por más de 25 años.

José Antonio encontró su pasión captando la vida en los lentes de una cámara fotográfica. Como periodista estuvo en la encrucijada de cubrir un conflicto entre su país natal y su país adoptivo, rápidamente aprendió que la objetividad era la mejor trinchera para seguir adelante en la prensa.

El ahora productor de televisión, regresa a las calles recordando sus inicios como reportero. No hay mejor manera que conocer la ciudad que hacerlo a pie. Hay una placa en la plaza de armas que llama la atención: la denominación de Quito como patrimonio cultural de la humanidad.

Las iglesias, casonas y edificios públicos de la capital guardan los tesoros de la escuela quiteña. José Antonio nos dice que Quito en cierta medida le recuerda a Cuzco; Ambas ciudades fueron incaicas, españolas y ahora mestizas.
 
Desde la azotea del canal donde José Antonio produce su programa matutino, el productor nos cuenta lo conveniente de vivir en un país en donde puedes desayunar en la selva, almorzar en la sierra y cenar en la costa. El Volcán Pichincha sirve como el mejor fondo para esta entrevista, otra más que el periodista experimenta, esta vez del otro lado del micrófono.

Para captar la esencia de Quito fuimos a la catedral del arte: “La Capilla del Hombre”. Dominando una de las colinas de la ciudad-capital el pintor indigenista Oswaldo Guayasamin quiso mostrar al mundo lo que veía.

Berenice Guayasamin, la hija del maestro, nos muestra los lienzos de la ciudad al pie del volcán. Rostros cubistas deformados de indígenas que muestran el dolor: una cultura que resiste a la opresión. El artista ha plasmado en sus cuadros un retrato social de la América indígena.  

José Antonio me mira y lee una inscripción en el mausoleo: “Mantengan encendida una luz” …quizás eso es Quito para el mundo andino.


Adquiera la guía de la serie “Peruanos en el Mundo: tour I” en Amazon.com:http://t.co/udzsVQBUv7

0 comments: