SAN PETERSBURGO: El Arca Rusa




“Estamos destinados a navegar por siempre” …esta frase de la película ‘El Arca Rusa’ describe el alma de la ciudad rusa más europea. Eduardo Alarcón dejó todo en Perú para estudiar medicina en Rusia y escogió San Petersburgo para su especialización.

El Zar Pedro el Grande fue quizás el primer globalizador y quiso que Rusia se abra al mundo creando un puerto en el mar báltico; San Petersburgo significa la ciudad de Pedro. Eduardo ya había escuchado sobre esta tierra de novelistas, científicos y compositores.

Desde su cálido pueblo del norte peruano, Eduardo veía como los arrozales se movían con el viento, niños se bañaban en pozos para vencer al calor o iban al mar en donde las olas rompían contra las peñas. Eduardo jamás se imaginó ver nieve, vivir 40 grados bajo cero y menos aprender un idioma totalmente diferente al suyo.

Pero Eduardo no se podía dar por vencido, él había luchado por ganar la beca de medicina en Rusia y no podía regresar derrotado. Al llegar la primavera, cuando se derritieron los últimos montículos nieve, Eduardo redescubrió una nueva ciudad: palacios, iglesias y el bello Hermitage.

Eduardo se graduó de médico, de esposo y también de padre de familia. El ahora doctor de cirugías neo-natales admira la antigua capital de los zares, la puerta de Europa y la ciudad heroica que resistió más de dos años el bloqueo de los nazis durante de segunda guerra mundial.


Dentro del museo del Hermitage cerré los ojos e imaginé la secuencia del baile de máscaras de una película de época, los dorados brocados de vestidos de la corte imperial de Caterina La Grande y la fuerza melódica de una composición del maestro Tchaikovski. Eduardo dice que hay más de tres millones de piezas del arte en el Hermitage.

Caminamos a través del frescor de los jardines reales, vimos el panorama en los paseos en bote sobre el rio Neva y escuchamos la música de improvisados artistas callejeros en las esplendidas plazas de la ciudad. En un descanso Eduardo confiesa que a pesar de todo nunca se le va la idea de regresar a casa, para poner en práctica todo lo aprendido en Rusia.

San Petersburgo es el arca rusa que guarda tres siglos de historia. “El mar está alrededor nuestro y estamos destinados a navegar por siempre, a vivir por siempre” …reza al final la película, Eduardo ha experimentado los suficiente para descubrir la continuidad de la vida…

Adquiera la guía de la serie “Peruanos en el Mundo: tour I” en Amazon.com:http://t.co/udzsVQBUv7

0 comments: