Header Ads

Facebook Twitter Instagram Youtube

“PEM Bicentenario: Música del Alma”

 



En Peruanos en el Mundo Bicentenario: Pacha, El músico de Indonesia...Vive en Canadá entre libros y quenas y fusión de ritmos marroquí y latinos...“Peruanos en el Mundo: Bicentenario”... Música del alma!




FUSIÓN MARROQUÍ: RICARDO EYZAGUIRRE




El Reino de Marruecos ocupa la región norte de África predominantemente musulmán conocida como el Magreb. Marrakech es el principal destino turístico del país. El corazón de esta ciudad se encuentra en su plaza principal; Al caer el sol, se congregan vendedores callejeros, músicos y miles de turistas y locales, uno de ellos es Ricardo Eyzaguirre.




Ricardo nació en ayacucho y es sobrino del famoso guitarrista de música andina Raúl García Zarate. Ricardo heredó de su tío la pasión por el canto y la música. “Estaba de gira artística y me mudé a Francia en donde viví por 10 años, luego me dieron un contrato para venir a Marrakech por tres meses, pero me advirtieron: ‘Cuando vengas a Marrakech te vas a quedar’ y eso es lo que pasó” dijo el artista.




Nuestro encuentro se llevó a cabo en la plaza principal de Marrakech “Jemaa El-Fna”, gigantesca explanada dominada por la mezquita Kutubia. Ricardo tenía el pelo rapado, vestía una camisa a cuadros, pantalón blanco y zapatillas sin medias, el look de un artista. “Ahora ves esta plaza vacía pero a eso de las diez de la noche va estar lleno de tiendas hasta las dos de la mañana , esto ocurre todos los días desde hace siglos atrás” dijo Ricardo emocionado.




Efectivamente, Marrakech es tierra caliente y sus habitantes suelen ser noctámbulos para aprovechar el fresco de la noche. El turismo da trabajo a muchos artistas y Ricardo se ha abierto paso poniendo de moda su fusión de salsa al estilo árabe. “He creado mi propio branding ‘Ricardo Marrakech Salsa’ en diversas discotecas de la ciudad...Vienen venezolanos, chilenos y muchos franceses a bailar salsa casi todas las noches” dijo Ricardo.




Seguimos a Ricardo la primera noche, en la entrada saluda al encargado de la seguridad con dos besos en la mejilla, al mejor estilo francés. “Es lunes y aunque no lo creas la gente viene en cantidad a disfrutar de la salsa” dijo Ricardo mientras se dirigía al vestuario para preparar su equipo y atuendo para el show.




Al día siguiente, el sol subía sin piedad para encender un calor de 40 grados, los rayos entraban a través de las cortinas de mi Riad (hotel al estilo marroquí). Después del desayuno y el ritual del té nos adentramos otra vez en ese laberinto rojizo de callejones de la ciudad amurallada.




Ricardo nos ofreció un tour por la Medina, que es el centro donde viven los habitantes (no europeos) del lugar. “Les voy a mostrar como la mayoría de la gente hace estos trabajos fabulosos” dijo Ricardo a la entrada del Suq o mercado. “Cuando vengan al Suq por primera vez tiene que ser con alguien local porque sino se pueden perder” dijo Ricardo mientras caminamos por los pasajes llenos de puestos de lámparas plateadas, alfombras bordadas a mano e inciensos aromaticos.




A la salida del bazar nos damos cuenta que casi toda la ciudad es un gigantesco mercado. Vimos mulas con alforjas repletas de mercancías, un zumo natural de naranjas nos refresca la tarde mientras esperamos que otra vez se haga de noche para empezar con el show.




Ricardo tenía razón, desde la puesta del sol la gente empezaba a preparar sus tiendas con fierros y carpas en un ritual que nunca cesaba. Después del show de Ricardo volvimos a la plaza principal que se había transformado en una enorme feria.




Es difícil describir la cantidad de artistas callejeros: unos con serpientes alrededor de sus cuellos, otros haciendo malabares y por supuesto bailando y cantando. “En esta plaza te hablan todos los idiomas...todo con el fin de atraer a más clientes” dijo Ricardo sonriendo.




Esta ciudad lo devuelve al pasado donde la interacción social era la única manera de subsistir.

Marruecos es salvaje, tribal, pero seguro. Una combinación única en un país mágico lleno de experiencias a descubrir. “La noche en la plaza de Marrakech es genial...Un lugar donde el tiempo se ha detenido, les recomiendo a todos que vengan a Marrakech para hacer la fiesta” sentenció Ricardo.




Consejos en Marrakech:




_En su visita a Marrakech visite los espectaculares Jardines de Majorelle, los preferidos del diseñador francés Yves Saint-Laurent




_En su visita a Marruecos no se olvide de pedir el delicioso té de menta. algunos meseros lo sirven con destreza para crear una capa de espuma.




_La visita nocturna a la plaza central de Marrakech es una experiencia única e imperdible. A las 10 de la noche es cuando el bullicio apenas comienza.







Panorámica de la plaza “Jemaa El-Fna” de Marrakech




No comments

Powered by Blogger.