Header Ads

Facebook Twitter Instagram Youtube

De Chosica a Moscú : Peruanos en Mundo - En Vivo





UN CHOSICANO MUNDIAL: LORENZO GOICOECHEA


Nos encontramos al pie de la catedral de San Basilio, en la‘Plaza Roja’ de Moscú. Lorenzo Goicochea estaba colorido como la fachada de la iglesia, singular como las formas de cebolla de sus cúpulas y único como su historia. “Dicen que Iván el terrible mandó a que le quiten los ojos al arquitecto de La Catedral, lo hizo para nunca construyese algo igual de imponente”, dijo Lorenzo, él era así, después de hecho había que romper el molde.


Ya no hay tiempo para más fotos la plaza estaba siendo tomada por miles de hinchas que vinieron al mundial de fútbol. Lorenzo Goicochea, mejor conocido como “Lorenzo de Chosica”, era profesor de de español en la Universidad de Investigación de Moscú, pero nunca dejó de ser un ‘hincha’ futbolero.


En el mundial de Rusia Lorenzo locutaba para radio “Sputnik”, fue corresponsal de “Ovación” y el “Líbero” de Perú; previamente cubrió los jugadores peruanos en la liga rusa, como a la “Foca” Farfán cuando fue goleador del club “Lokomotiv”.






La historia del profesor se remonta al 28 de julio de 1958. Lorenzo nació en plenas fiestas de la independencia del Perú en el barrio de Chosica, barrio al que lo inmortalizó con su seudónimo ‘Lorenzo de Chosica’. “Me crié con mis abuelos y leía la revista soviética ‘Sputnik’, entonces mi abuelo me comenzó a llamar Yuri en honor al astronauta Yuri Gagarin, el primero en dar la órbita en el espacio” dijo lorenzo y prosiguió “En esas noches estrelladas de Chosica yo miraba al cielo y pensaba como Yuri Gagarin había hecho para para cumplir su proeza espacial?”

Salimos de la plaza roja por la calle Nikolskaya, sin saber que estábamos en el ‘Centro de la fiesta mundialista’: luces, cánticos y danzas de hinchas todos los países que participaban en el mundial. “Yo jugué fútbol desde que tenía siete años, formamos un equipo con los chicos del barrio ‘Los Tumix’ yo era zurdo como el jugador César Cueto” dijo Lorenzo, después de unos empujones de la multitud prosiguió “llegue hasta la segunda división, hasta que me lesioné y no me quedó otra que dedicarme al estudio” dijo el chosicano.

Lorenzo miró su reloj y me invitó a acompañarlo a la concentración del equipo ruso, el entrenador Stanislav Cherchesov lo estaba esperando para una entrevista. También lo esperaba una periodista del reconocido medio “Izvestia” que estaba haciendo un reportaje de Lorenzo a quien los consideraban el “amuleto de la suerte del equipo ruso”. Camino al metro nos perdimos entre la multitud de hinchas, Lorenzo no dudó en saludar a los hinchas rojiblancos preguntándoles de qué parte del Perú venían? .

Salimos del metro y de vuelta en la superficie le pasé la pelota a Lorenzo. “Mi conección con Rusia empezó cuando di clases gratuitas de razonamiento en el instituto peruano sovietico, ¿recuerdas en el jiron Puno, a la espalda del ministerio de educación?”, dijo Lorenzo como si se tratase de ayer.

Más hinchas estaban el camino, Moscú era una fiesta, una ciudad muy diferente a la que vio Lorenzo cuando apenas llegó a la Unión Soviética. “Gané una beca para estudiar en la Universidad de la Amistad de todos los pueblos, llegué en 1980, curiosamente el año de otro gran evento deportivo ‘Las Olimpiadas’”, dijo Lorenzo emocionado al recordar que no dudó en ir a la tierra de Yuri Gagarin.

Finalmente, llegamos al estadio donde se concentraba el equipo ruso, el entrenador nos hizo ingresar a pesar de que estaban preparándose para las semifinales.. La victoria de Rusia sobre España causó atención mundial y aún más cuando Cherchesov agradeció a "Lorenzo de Chosica' su apoyo incondicional a la selección rusa. El entrenador de un metro ochenta de altura regaló al profesor una camiseta número uno, con el nombre ‘Lorenso de Chosica’ ,se perdona la falta ortográfica ante tan noble detalle, con las firmas de todos los jugadores de la selección rusa. Lorenzo no pudo contenerse y estaba emocionado hasta las lágrimas.

La entrevista de Lorenzo a Cherchesov causó sensación tanto en Rusia como en Perú. La reportera de Izvestia se preguntaba ¿Cómo este peruano se había robado el corazón del rígido entrenador ruso?. Lorenzo devolvió el presente al entrenador con una botella de pisco, recibió un abrazo del técnico y salió airoso ante la envidia de los otros periodistas que hubieran dado todo por unas palabras con Cherchesov antes de las semifinales del mundial.

Como en toda historia regresamos al punto de partida: la Plaza Roja. Eran las ocho pasado meridiano y los colores del atardecer en esta noche del verano nórdico eran indescriptibles. En el centro de los hinchas peruanos se encontraba “Lorenzo de Chosica” quien guitarra en mano y a capela dedicó una canción que era un clásico del inmigrante peruano ‘Todos Vuelven”.

La jarana se armó con otros peruanos que se unieron a este coro de expatriados. Las cuerdas de la guitarra de ‘Lorenzo de Chosica” llamaron la atención de los transeúntes. Quizás ese era el más bello recuerdo de Moscú: el cielo que parecía en llamas con la silueta de la catedral de San Basilio y los acordes de una melodía que invitaba a regresar…Lorenzo: un chosicano mundial!



CONSEJOS:

_ Deguste el bistec con salsa Strogonoff, la famosa sopa roja y el infaltable vodka ruso.

_ Las elegantes estaciones del metro de Moscú son museos abiertos debido a sus diseños artisticos.


_ Visite el parque “Gorky” uno de los bellos y amplios de Europa. Dentro puede practicar deportes, pasear en bicicleta o bailar salsa en las tardes de verano.

No comments

Powered by Blogger.