Header Ads

Facebook Twitter Instagram Youtube

Una monja en Filipinas: Peruanos en Mundo - En Vivo





PIADOSA EN MANILA: HERMANA CLAUDIA

Filipinas es una de las economías que más crece en el sudeste asiatico, pero lejos de los megaproyectos de las transnacionales, la hermana Claudia está sirviendo a los olvidados de la globalización: ancianos, mujeres y niños del otro lado de Manila.



“Lo único que sabía de antes de llegar acá fue que en el colegio nos decían recemos por ‘Santa Rosa’ : patrona de Américas y la Filipinas” sentenció la hermana Claudia Marcelina en la Casa de “Las Hijas de Nuestra Señora de la Piedad” en Manila, capital de Filipinas.




La hermana Claudia nos recibe con toda la felicidad del mundo, en todo lo que cabe en su pequeña estatura. Su energía es contagiosa y habla con voz elocuente con sus fuertes pulmones que desarrolló en las alturas de la sierra de Huaraz.




“Sister Claudia” como la llaman en la congregación viene una gran familia: un hermano y cinco hermanas. De joven enseñaba catecismo y en un retiro espiritual descubrió su vocación religiosa: dejó estudios, amigos y fiestas por los hábitos de monja.




Después de estudiar un par de años en Italia, en donde pudo conocer al Papa Francisco, fue invitada como misionera en Filipinas: “Esta es una Nación de gente maravillosa, te hacen sentir que estás en familia y te ofrecen lo mejor que tienen” confesó la hermana que tiene la agilidad de una quinceañera.


La congregación también funciona como asilo de ancianos “El cuidado no solo es para el cuerpo si no para el alma muy importante para las personas de la tercera edad” dijo la hermana.


Son casi 20 las adultos mayores que viven en la casa y también tiene programas de alimentación para un centenar de niños: “Hay muchas familias pobres que sufren hambre, les damos de comer….lo importante es que los niños estudien” acotó la monja.




La hermana nos tiene una sorpresa y me invitó para ir al pueblo de Santa Rosa en Filipinas. En el camino paramos a comer en “Jolly Bee”, un restaurante de comida rápida que es una institución en Filipinas y también una indulgencia para la monja.

Recargamos baterías con spaguetti en salsa roja, la hamburguesa y coca -cola!...Pensé: la hermana ya se ganó el cielo!


Al fin después de dos horas entre buses, mototaxis y caminata llegamos a la Iglesia de Santa Rosa. “Cuando estuve a punto de viajar a Italia perdi los documentos y los encontré el mismo dia, por eso le tengo fe a Santa Rosa” dijo la Hermana Claudia.

Me queda la curiosidad acerca de lo que opinan los filipinos de Santa Rosa y la hermana me sirve de traductora del tagalo al español: “Ella (devota) dice que conoce a Santa Rosa como la patrona del Perú y que fue una mujer muy bella”.




La hermana Claudia entra a la inmensa iglesia y al pie del altar de Santa Rosa rezó unas plegarias, regresa para regalarnos sus últimas reflexiones: “Siento alegría por lo que Dios me ha dado, me siento muy contenta , descubrí el sueño de Dios para mi”...agregó “A todos los peruanos les digo que demos lo que somos: alegres, bondadosos con las cosas lindas que tenemos”...

Paalam o adios en Tagalo!

Consejos en Filipinas:

_ Visita “Intramuros” en el centro de Manila, la única capital asiática de influencia hispana.

_ Tómese foto o un viaje en los “Jeepneys” , buses adaptados de los ‘Jeeps’ abandonados por las tropas norteamericanas.

_ Además de Manila, vaya a una de las más de 7 mil islas de Filipinas, entre ellas Cebú: centro de peregrinación de los fieles al “Santo Niño”.

No comments

Powered by Blogger.