Header Ads

Facebook Twitter Instagram Youtube

PEM Bicentenario: Viviendo el sueño


En Peruanos en el Mundo Bicentenario:El misticismo del contador...Un empresario sobre ruedas y construyendo Boston…Los peruanos viviendo el sueño americano!



SOBRE RUEDAS: WILGEN MISARAY


Cuando era un niño Wilgen Misaray nunca pudo tener un camión de juguete para la navidad en su pueblo de Huanta, Ayacucho. En los Estados Unidos Wilgen tiene una empresa de mudanzas con una flota de 25 camiones que recorre el país, pese a todo el empresario nunca se olvida de donde vino.





La brisa del atardecer corría por el estrecho malecón a lo largo del río Hudson en Terrytown, donde Wilgen tiene su centro de operaciones. “Llegué en 1991 cuando apenas había terminado la secundaria en el colegio “Gonzales Vigil” dijo Wilgen con su voz pausada.


Pero hay momentos que le recuerdan a su tierra natal.


En el este de los Estados Unidos no hay una espléndida puesta de sol y el astro se oculta tras las colinas que rodean el inmenso río, así como se ocultaba en las montañas de Huanta. Como todo inmigrante con visión empresarial, Wilgen incursionó rápidamente en un primer negocio familiar. “Tuvimos un restaurante con mi esposa en White Plains, cuando en ese momento casi no vendían comida peruana” recuerda Wilgen mirando al horizonte.


Pero la fortuna de Wilgen no estaba en la comida sino en los transportes. “Empecé como chofer y luego de ganar experiencia me di cuenta que podía montar mi propia empresa” dijo Wilgen quien guarda el espíritu aguerrido de sus antepasados Chancas que dominaban las alturas de Ayacucho antes que los incas.


En la oficina de su empresa de mudanza “WM Movers” Wilgen nos muestra un artículo de un diario enmarcado en la pared: “De Lavaplatos a Empresario”. Su esposa estaba en un escritorio a cargo de la contabilidad y su hijo Yair haciendo los horarios de los turnos para los choferes. “Este es un negocio de 24 horas los 7 días de la semana” acotó Wilgen.


Para que todo marche sobre ruedas Wilgen cuenta con oficinas en el corredor noreste que conecta Connecticut, New York y Florida. Además de su flota de camiones Wilgen cuenta con “Armstrong Moving Storage” donde almacena carga que será desplazada a través del país.


En el tour de su sede en Connecticut Wilgen nos presenta a su hija Stacy que trabaja para la empresa familiar. Entre el ruido de camiones que entran y salen apareció Telmo, otro inmigrante peruano que trabaja como chofer. “Yo comencé igual que los muchachos con una base y se de donde vengo, por eso me siento con ellos más como compañero que como jefe” dijo Wilgen.






La vida no solo es trabajo, es fin de semana y Wilgen ha organizado una barbacoa para compartir con sus compañeros de trabajo y familiares. Chuletas, presas de pollo y cervezas (al polo) se entrecruzan con chistes en un ambiente de distensión. En algún momento alguien mencionó a Huanta y los rostros de los Misaray se iluminaron de vida.


Cuando el empresario no estaba en marcha con su empresa estaba en ruta con su familia en su casa móvil. “Bienvenido a mi RV, este es como un mini departamento, como un hotelito...Dos sofá cama, frigider, ducha...En esta casa móvil se abastece sola y uno puede quedarse hasta por una semana en medio del desierto sin extrañar nada” dijo Wilgen como si fuese su juguete más grande.


En Perú la navidad estaba cerca y radio Huanta anunció la entrega de regalos a los niños del pueblo. Más de un millar de juguetes que Wilgen llevó desde los Estados Unidos para darle una sonrisa a los niños de su Huanta querida, la sonrisa negada en su infancia al no poder tener un camión de juguete: ¡Un hombre nunca se olvida de donde vino!.


No comments

Powered by Blogger.